MÉXICO.- Hay goles que marcan el legado de un jugador. Para el delantero mexicano Raúl Jiménez, la chilena que marcó el viernes por la noche ante Panamá en las eliminatorias mundialistas podría señalar el rumbo de una prometedora carrera llena de logros.

El espectacular tanto de Jiménez a los 85 minutos le dio a México tres puntos que lo mantienen en pelea por la clasificación al Mundial de 2014, en control de su destino rumbo a la última fecha el martes. El triunfo, el primero de México como local en el hexagonal final de la Concacaf, dejó al "Tri" en cuarto lugar de la eliminatoria, que por ahora lo mandaría a un repechaje contra Nueva Zelanda.

"Fue un gol muy emotivo, no lloré, pero estuve a punto de hacerlo porque era muy importante en mi carrera", admitió Jiménez, quien entró de cambio en la recta final del partido.

La anotación vino en un momento crítico, cuatro minutos después que Panamá empató 1-1, y cuando la desesperanza volvía a asomar la cara en la cancha del estadio Azteca, un escenario donde México igualó sin goles con Jamaica, Costa Rica y Estados Unidos, además de perder con Honduras.

"Es un gol espectacular, muy bello y sobre todo emotivo, por la circunstancia que teníamos", analizó el entrenador Víctor Manuel Vucetich, quien dirigió su primer partido con la selección tras relevar a José Manuel De la Torre.

Vucetich podría verse tentado a darle a Jiménez la oportunidad de ser titular el martes en Costa Rica por encima de Javier Hernández, el tercer máximo goleador en la historia de la selección, pero que atraviesa un mal momento con el "Tri".

"Los goles se hacen porque se intentan, él intento la chilena y tiene la capacidad para hacerlo, no es que sea suerte", agregó el entrenador.

"Chicharito" Hernández, quien tuvo un gran inicio de carrera con el Manchester United pero fue relegado a la banca desde la temporada pasada, falló un penal a los 57 minutos, quizá su error más evidente en el partido, pero no el único. Hernández se borró de la cancha por largos tramos, recargando la cuota de ataque sobre su compañero en la delantera, Oribe Peralta.

"Creo que toqué tres veces la pelota pero fue importantísimo hacerlo, yo me siento listo y estoy a las órdenes para cuando se requiera", agregó Jiménez sobre una posible titularidad. "Es importante hacer goles y mostrarle al profe (Vucetich) que aquí estoy".

Levantar la mano cuando nadie lo espera ha sido la constante en la carrera del ariete de 22 años, quien debutó con el América en la primera división mexicana el 8 de octubre de 2011. Desde entonces, suma 21 goles en las tres últimas temporadas en México, la misma cifra que Peralta.

Jiménez integró la selección mexicana que conquistó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres.

Tras ese logro, en América empezó a ganar minutos y el entrenador Miguel Herrera lo hizo titular indiscutible a partir de la temporada pasada, cuando metió 10 goles en el torneo Clausura y ayudó a las Aguilas a conquistar su primer campeonato desde 2005.

El Siglo de Durango